lunes, 21 de diciembre de 2015

Gamesa

Tanto va el cántaro a la fuente (la resistencia de los 16,75 euros) sin lograr superarla que tiene que caer para apoyar en niveles inferiores de precio. Cuidado que se ha encendido la señal Atlas indicativa de que se dan las condiciones para un movimiento brusco del precio, por lo que tras este nuevo rechazo, podría haberse iniciado un recorte brusco en busca de la directriz acelerada del movimiento creciente, ahora en 12,20 euros.